6 recomendaciones Kingston para proteger datos 🔒

San Salvador, 18 de julio de 2022.

Una de las peores cosas que puede sucederle a nuestro ordenador es que los datos se vuelvan inaccesibles. Esto puede pasar por muchas razones desde la falla de energía hasta el daño del almacenamiento en los equipos. Los datos dañados son aquellos que de repente se vuelven inutilizables. Ya sea que se trate de fotos memorables o archivos clasificados, hacer copias de seguridad de los datos es muy necesario hoy en día.

Hacer una copia de seguridad por primera vez puede tomar un poco más de tiempo. Pero en la medida en que se hace en forma periódica, puede convertirse en una tarea bastante sencilla. Kingston Technology Company, Inc., el fabricante independiente de productos de memoria líder en el mundo, comparte algunos consejos para hacer copias de seguridad del sistema simples pero eficaces.

Decidir qué datos necesitan copias de seguridad

Este es el primer paso. Los datos pueden ser archivos de trabajo o personales, como fotos, videos y documentos que, si se dañan, podrían ser imposibles de reemplazar. También existe la opción de hacer copias de seguridad de aplicaciones, programas y configuraciones del sistema de los que se desea conservar una versión. Esto es importante porque si algo le llegara suceder al sistema, se tendrá una versión actualizada al alcance de la mano.

  • Planificación

Para tener versiones actualizadas de los archivos, entonces es imprescindible una buena planificación. Para archivos personales, la periodicidad puede ser menos regular debido al menor volumen de datos creados por mes. Si se requiere hacer una copia de seguridad de archivos de trabajo, debería actualizarse con más frecuencia. Dependiendo del volumen de trabajo, lo recomendable es una copia de seguridad diaria o semanal.

  • No limitarse a una copia de seguridad en la nube

La nube es probablemente una de las formas más fáciles para hacer copias de seguridad de datos, especialmente de teléfonos y sistemas informáticos. Este sistema se puede automatizar, lo que hace que sea fácil para el usuario. Sin embargo, no debería ser la única opción. Las empresas de almacenamiento en la nube pueden ser hackeadas, y con cada vez más frecuencia las condiciones y los acuerdos de la cuenta pueden cambiar, lo que podría poner en riesgo los archivos guardados. Además, una suscripción mensual puede resultar más costosa que comprar un dispositivo de almacenamiento externo.

  • Automatización

Las copias de seguridad automáticas requieren un esfuerzo mínimo, lo que es increíblemente útil en el mundo de hoy. Es fácil de configurar en la nube y se puede elegir la frecuencia con la que se desean actualizar los archivos. Esta opción también está disponible en los dispositivos de almacenamiento externo a través de algunos programas como Windows® Backup/File History y macOS® Time Machine. Para ubicarlo, hay que escribir ‘backup’ en la barra de búsqueda y leer las instrucciones.

  • 3-2-1 Teoría de respaldo

Esta regla se basa en la teoría de que hay que tener tres copias de los archivos importantes. Almacenar dos copias en diferentes dispositivos (ya sea la nube o almacenamiento externo) y una copia en una ubicación segura, como una caja fuerte o fuera del sitio. Para algunos, esta teoría puede sonar un poco exagerada, pero se agradecerá si algo sucede con las copias de seguridad.

  • Eligiendo la unidad externa correcta

Al elegir el dispositivo externo adecuado para las copias de seguridad, hay que pensar no solo en la capacidad, sino también en la durabilidad y la velocidad del dispositivo. Los discos duros externos (HDD) son una opción a buen precio para grandes cantidades de datos y pueden tener grandes velocidades, pero si se caen o se extravían, su interior se dañará y potencialmente, esto hará que algunos datos sean imposibles de recuperar.

Los discos de estado sólido (SSDs) externos son ligeramente más caros que el HDD, pero vale la pena comprarlos si se quiere invertir un poco más. Son más duraderos, más rápidos y normalmente mucho más pequeños que los discos duros, lo que los hace más portátiles. El SSD externo XS2000 USB-C de Kingston es una excelente opción para copias de seguridad personales o de trabajo, ya que con velocidades de lectura de hasta 2.000 MB/s, escritura de 2.000 MB/s* y capacidades que van desde 500 GB a 2 TB**, hay una especificación que se adapta a las necesidades de cada usuario. Es un USB 3.2 Gen 2×2 que reduce el tiempo de espera para transferir datos de un dispositivo a otro.

Si se requiere de un dispositivo más seguro para proteger archivos confidenciales, el SSD externo Kingston IronKey Vault Privacy 80 está certificado FIPS 197 con encriptado basado en hardware XTS-AES de 256 bits. La pantalla táctil a color permitirá una opción de múltiples contraseñas (Admin y Usuario) para garantizar que los datos estén protegidos en todo momento.

Si comprar un SSD no es una opción, Kingston también ofrece una amplia gama de opciones de almacenamiento para satisfacer todo tipo de necesidades, como unidades flash USB, tarjetas de memoria SD y microSD. Un almacenamiento confiable para fotos personales, música, videos y documentos que mantienen los archivos seguros y accesibles. Para mayor información, haz click aquí.

Al elegir el almacenamiento adecuado y seguir estos simples consejos, los procesos de copia de seguridad resultarán muy sencillos.

###

Para acceder a las redes sociales disponibles de Kingston, por favor visite:

Acerca de Kingston Technology Company, Inc.

Desde big data hasta computadoras portátiles y PC, incluyendo dispositivos basados en IoT como tecnología inteligente y wearables, Kingston ayuda a fabricantes para integrar soluciones que se utilizan para vivir, trabajar y jugar. Los fabricantes de PC y las empresas de almacenamiento en la nube más grandes del mundo dependen de Kingston para cubrir sus necesidades de fabricación, y nuestra pasión alimenta la tecnología que el mundo utiliza todos los días. Nos esforzamos más allá de nuestros productos para tener una visión más amplia, satisfacer las necesidades de nuestros clientes y ofrecer soluciones que marquen la diferencia. Para obtener más información sobre cómo Kingston está contigo, visite Kingston.com.

Kingston y el logotipo de Kingston son marcas registradas de Kingston Technology Corporation. IronKey es una marca registrada de Kingston Digital, Inc. Kingston FURY y el logotipo de Kingston FURY son marcas registradas de Kingston Technology Corporation. Todos los derechos reservados. Todas las demás marcas son propiedad de sus respectivos dueños.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.