//Facebook afronta demanda por orientar sus anuncios de forma discriminatoria

Facebook afronta demanda por orientar sus anuncios de forma discriminatoria

Segunda acción legal contra la red social por permitir a los anunciantes filtrar la publicidad de vivienda y productos financieros por raza, género y edad

Cuando Neutah Opiotennione, una residente de Washington DC de 54 años, descubrió que Facebook le ocultaba algunos anuncios sobre productos financieros por ser una mujer mayor, decidió que debía hacer algo al respecto. El pasado mes de octubre, Opiotennione se unió a otros usuarios de la red social para presentar una demanda colectiva por la discriminación que sufren debido a la herramienta de anuncios que utiliza la plataforma.

 

Los demandantes afirman que Facebook permite a los anunciantes discriminar por edad y género a la ahora de ofrecer publicidad de ciertos servicios financieros, tales como cuentas bancarias, seguros, inversiones o préstamos, ya que este tipo de anuncios no le aparecen a mujeres y personas mayores con la misma frecuencia que al resto de los usuarios. Según la demanda, Facebook persiste en este tipo de discriminación, a pesar de que la compañía aseguró hace unos meses que tomaría medidas al respecto.

 

No es la primera vez que la red social es criticada por este motivo. El pasado mes de marzo, el Gobierno federal acusó a la compañía por discriminación en la publicidad relacionada con la vivienda. «Facebook está discriminando a las personas en base a quiénes son y dónde viven», aseguró el secretario del Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano, Ben Carson, en un comunicado.

 

La situación saltó tras una investigación publicada por el medio estadounidense ProPublica en 2016, que encontró que una herramienta de Facebook podía utilizarse para excluir a los usuarios negros y latinos de que se les mostraran ciertos anuncios inmobiliarios, algo que no permite la ley. Según la Ley Federal de Vivienda Justa, es ilegal publicar un anuncio «con respecto a la venta o alquiler de una vivienda que indique cualquier preferencia, limitación o discriminación por motivos de raza, color, religión, sexo, discapacidad, estado familiar u origen nacional”.

La red social anunció entonces que tomaría medidas al respecto, pero, un año más tarde, una nueva investigación del medio norteamericano mostró que las medidas de control aún no eran del todo eficaces.

Ahora, los demandantes alegan que la empresa sigue permitiendo que las compañías de servicios financieros filtren los anuncios por edad y género, lo que supondría una violación de la ley de derechos civiles de California. «Internet no es un lugar donde se pueda discriminar a las personas por su edad o género, particularmente en las oportunidades de servicios financieros», aseguró a Reuters Peter Romer-Friedman, representante de los demandantes. «Sería como si General Motors se negara a ofrecer a las mujeres o a los mayores las mismas características en un coche que a los hombres o a los jóvenes”.